Ensenada, B.C.- Martes 3 de noviembre del 2020.- El presidente Armando Ayala Robles supervisó la rehabilitación de la ciclovía que pasará por el crucero de los bulevares Costero y Esmeralda, donde se seguirán las normas y habrá topes separadores para evitar invasión de los vehículos.

El primer edil recordó que ha sido una de las peticiones por parte del sector ciclista de la ciudad, de que el tramo cuente con la señalización correcta y pueda ser recorrida en forma segura, debido al amplio tránsito vehicular que pasa por la zona citada.

Detalló que el trazo es bidireccional, de 2.4 metros de ancho y 285 metros de longitud sobre el Bulevar Lázaro Cárdenas, con pintura de tráfico color verde y topes separadores, estos últimos donados por el Departamento de Educación del XXIII Ayuntamiento.

“Hay que usar más la bicicleta para transportarnos y mantenernos sanos. Es un compromiso con varios sectores y deportistas, correspondiente al Plan de Movilidad Urbana Sustentable (PIMUS) para replantear el transporte público, turístico, de carga, la movilidad urbana, peatonal y ciclista. Vamos a empezar por la ciclovía”, dijo Ayala Robles.

Jaime Figueroa Tentori, director de Infraestructura, explicó que modificaron el trazo de la ciclovía, pues anteriormente topaba con una banqueta.

“Modificamos el trazo en diagonal para que saliera completo, marcamos el color de norma que es el verde y redujimos de tres carriles a dos, para que los vehículos no invadieran la ciclovía. Esto dará más seguridad a todos los ciclistas que la utilicen para pasear o dirigirse a su trabajo”, detalló el arquitecto.

El funcionario recordó que es parte de los compromisos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en el programa 4S de Movilidad Urbana, para tener otras opciones de movilidad que no sea el transporte público y la gente opte por usar bicicletas mediante un espacio seguro y sin aglomeraciones.

Figueroa Tentori resaltó que habrá protección con los delineadores de caucho para evitar que los automóviles invadan el carril, además de vialetas reflejantes para que se aprecien los carriles de noche.

“Era un tema importante. Había muchas quejas de que era un punto peligroso para el ciclista porque los automóviles invadían la ciclovía hasta el entronque del otro lado. Con esta solución van a estar seguros”, afirmó el director de Infraestructura.