Ensenada, B. C.- Jueves 1 de junio de 2023.- Aunque la etapa de duelo en las personas puede ser muy doloroso, por lo general fomenta un cambio que en ocasiones es necesario para avanzar y salir adelante, reconoció la tanatóloga Mila Velázquez Luna, durante la conferencia “Porque fuiste paz y amor”, realizada en la Casa de la Cultura de Ensenada.

El Salón Morisco de la institución académica, estuvo saturado de personas interesadas en el tema, sobre todo por saber cómo es atravesar y superar una etapa de duelo, incluida la generada por la reciente pandemia, donde muchos seres queridos se fueron a causa del COVID-19.

Las personas presentes platicaron que para ellos ha sido difícil el recuperarse, en especial por las características especiales que genera el no poder velarlos de forma presencial, rendirles un homenaje y poderse despedir como era la costumbre.

En la apertura de la conferencia, Lucía Garayzar Rodríguez, directora del Instituto Municipal de Cultura y Desarrollo Humano de Ensenada, realizó una presentación sobre la experta en tanatología, quien además ha pasado por etapas difíciles de duelo que ha superado y utilizado como aprendizaje en la vida.

La terapista consideró que el duelo no necesariamente se lleva al momento inmediato que fallece la persona, sino cuando la ausencia se vuelve más clara; pero también con cambios drásticos de la vida, como perder un trabajo, cuando los hijos dejan el seno familiar o cuando termina una relación de pareja.

Ante este tipo de realidades, las personas pueden atravesar diferentes fases, desde la negación de la nueva realidad, la ira o el enojo, el proceso de negociación o autojustificación, hasta deprimirse o llegar a la aceptación.

“Pasar por estas etapas puede ser un proceso de meses, días, incluso años. Lo importante es buscar la manera de superarlo y si no es posible hacerlo de manera personal, lo mejor es pedir ayuda para conseguirlo”, recomendó Velázquez Luna.

Otra parte de las etapas del duelo, explicó, es cuando las personas reprimen el sentimiento y evitan hablar del ser querido perdido, por lo que la terapista dijo que es importante exteriorizarlo con amigos o personas de confianza que puedan comprender la situación, pues negarlo no es la mejor alternativa para superarlo.

Después de perder a un ser querido, se puede atravesar por diferentes sentimientos, como tristeza, ira, frustración, o agotamiento, así como otras de tipo físico como descuido personal, el encierro, la mala alimentación, mal sueño, entre otras que afectan anímicamente.

Asimismo, citó que otras personas suelen guardar o tirar todos los objetos personales, ya sea para recordar todos los gratos momentos o evitar un mal recuerdo, lo cual no está bien ni mal, pues dependen de cada quien pasar esa pérdida.

Mila Velázquez recomendó no quedarse con los sentimientos, no reprimirlos y en caso dado, acudir a terapia para poder avanzar, dejar ir y soltar aquello que sigue lastimando por la muerte de un familiar o cualquier otro tipo de problema.

Al finalizar el taller, introdujo a los asistentes a una meditación guiada que les permitió, según lo expresaron los participantes, sacar sentimientos reprimidos, también hablaron de sus propias anécdotas, de la necesidad interna de sacar sentimiento guardados y el dolor por el fallecimiento de seres queridos.

 

000-000