Tijuana, B. C.- Viernes 24 de junio de 2022.- Acompañado de vinicultores ensenadenses, el alcalde Armando Ayala Robles, acudió a Tijuana para promover las XXXII Fiestas de la Vendimia y el 43 Congreso Mundial de la Viña y el Vino, ambos a desarrollarse en Ensenada en agosto y noviembre, respectivamente.

Se calcula que la actividad cotidiana en los valles vitivinícolas y los eventos especiales, atraerán a alrededor de 120 mil personas y generarán una derrama económica, superior a los 2 mil millones de pesos.

El presidente municipal de Ensenada, mencionó que se están uniendo esfuerzos para continuar con la reactivación económica, turística y comercial de la región, a fin de beneficiar a toda la cadena productiva en torno a la Ruta del Vino y a la Antigua Ruta del Vino.

Ayala Robles refirió que el Congreso se llevará a cabo del 31 de octubre al 4 de noviembre y se estima que arriben visitantes de 48 países y 14 estados productores de vino en México.

Previamente, dijo, tendremos la edición treinta y dos de las Fiestas de Vendimia, reconocidas a nivel nacional e internacional, y que este año toman más fuerza, ya que en el 2020 fueron canceladas y en el año pasado la afluencia fue reducida en cumplimiento a los protocolos de bioseguridad.

Wenceslao Martínez Payán, secretario del Comité Provino, A. C., informó que las XXXII Fiestas de la Vendimia se llevarán a cabo del 30 de julio al 21 de agosto, iniciando con “Salón del Vino” el día 30 de julio en Hotel Coral & Marina.

La “Muestra del Vino” tendrá lugar el 5 de agosto en el Centro Cultural Riviera, entre otras más como cenas-maridaje, visitas a bodegas, talleres y catas especiales.

Martínez Payán destacó que las fiestas del vino en Ensenada representan un importante impacto económico y turístico, ya que cada año llegan más de 120 mil personas (70% nacionales y 30% extranjeros) para acudir a alguno de los 28 eventos de las vinícolas y bodegas asociadas.

Sobre la derrama económica, tan sólo en el 2019, previo a la pandemia por COVID-19, el secretario de Provino precisó que se generó un ingreso de 811 millones de pesos en la región, tanto por los eventos como por el consumo en hospedaje, restaurantes, servicios, transporte, entre otros.

Explicó que este organismo representa a 80 vinícolas y cuenta con 32 años de experiencia promoviendo la cultura del vino bajacaliforniano, a través de eventos, las tradicionales fiestas de vendimia, eno-recorridos, talleres y otras experiencias para celebrar la buena cosecha.

Hans Backhoff Guerrero, presidente del Consejo Mexicano de Viticultores, subrayó que desde hace cuatro años, México había estado buscando ser sede del Congreso Mundial del Vino, y ser representantes del vino a nivel internacional.

“Seremos una ventana ante el mundo, podremos mostrar qué estamos haciendo acá y cómo nuestros vinos han empezado a tener validez, no porque no la tuvieran antes, sino que tendrán aún más relevancia en otras naciones”, apuntó.

Backhoff Guerrero consideró que “es momento para destacar como región del vino mexicano y que la comunidad se dé cuenta que esto es México, que tenemos un producto de calidad y el significado de las variables de nuestro terruño”.

Por otro lado, comentó que el Congreso Mundial tiene fines científicos y académicos, ya que también abordarán temáticas relacionadas a la investigación con expertos de diversos países y donde México tendrá representación a través de UABC, CICESE, COLEF y CETYS Universidad.

En la rueda de prensa estuvieron presentes también Carlos Ibarra Aguiar, asesor de Presidencia Municipal; Lucía Aguirre Inzunza, directora de Desarrollo Económico Municipal y Julián Palombo Saucedo, presidente de Canaco Tijuana.

000—000