• Esta ave enfrenta amenazas como depredadores, mareas extraordinarias, presencia de vehículos motorizados, saqueo de huevos, actividades de ecoturismo, entre otras
• Será monitoreada por organismos ecológicos para fomentar su anidación de manera exitosa
Ensenada, B. C.- Domingo 8 de mayo de 2022.- El Gobierno de Ensenada, a través de la Subdirección de Ecología y Medio Ambiente, llevó a cabo una mesa de trabajo llamada “Alas que Unen a las Californias”, para establecer estrategias de protección y conservación del Charrán mínimo, conocido como Gallito Marino.
 En el marco del Día de las Aves Migratorias que se celebra cada segundo sábado de mayo, el subdirector de Ecología y Medio Ambiente, Oscar Quiñonez Uribe, mencionó que el Charrán mínimo es una especie de ave que habita en la península de Baja California y se alimenta de peces, crustáceos e insectos.
Explicó que su distribución reproductiva se da en el Noroeste de México y Sur de California, anidando sobre la arena en zonas de salitral, playas y barras de lagunas costeras en sustratos con piedras pequeñas o grava con ninguna o poca vegetación.
“Dentro de Ensenada, el Gallito Marino hace sus nidos en la punta de la barra arenosa del Estero de Punta Banda”, refirió, tras decir que por ello han hecho acuerdos de colaboración con el municipio de San José del Cabo, Baja California Sur, para concretar acciones en favor de su conservación junto a organismos civiles.
En ese sentido, apuntó que la Zofemat apoya informando a la población sobre la importancia de esta ave y otras especies, a fin de que eviten actividades invasivas y respeten los señalamientos instalados en las playas.
El subdirector de Ecología y Medio Ambiente aseveró que el compromiso del alcalde Armando Ayala Robles es sumarse a estas acciones, por lo que además de la labor de dicha instancia, se difundirá ante la comunidad lo relacionado a esta ave marina, los señalamientos y cómo cuidar las áreas de anidación.
Marcela Valdez Melgoza, regidora de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente en Cabildo, propuso establecer un punto de acuerdo para establecer el 25 de julio como Día del Gallito Marino, a fin de informar sobre su conservación y protección.
Se comprometió a apoyar y sumarse a los trabajos de dicha subdirección en pro del Gallito Marino buscar una política pública enfocada este proyecto.
Su simular por el XIV Ayuntamiento de Los Cabos, Rogelio Alberto Tornero Carrillo, propuso una segunda mesa de trabajo para el 25 de julio en su ciudad, a fin de formalizar un hermanamiento en favor de las aves entre ambos municipios.
“Sería el primer hermanamiento en favor a las aves y es muy importante porque son migratorias y las estamos compartiendo en ambas partes de la península”, expresó el edil sureño.
La vida del gallito amenazada
Por su parte, la bióloga Liliana Ortiz, de Pro Esteros A.C., subrayó que dicha ave marina enfrenta amenazas como la presencia de depredadores, mareas extraordinarias y la presencia de vehículos motorizados, además del saqueo de huevos, el ecoturismo y el desarrollo hotelero en zona costera.
Es por ello que la asociación realiza acciones desde abril hasta agosto, como la remoción de vegetación exótica, monitoreo de nidos y polluelos, por lo que en dos años han removido 2 mil kilos de plantas invasivas, ayudando así a la anidación de 40 gallitos marinos.
En tanto que Jonathan Vargas, director fundador de Pajareando y Conservando A.C., organismo que realiza un proyecto de protección del Chorlito nevado, añadió que uno de los problemas más dañinos para esas aves son los vehículos motorizados y tipo off road.
“En la temporada de anidación de 2021, tras proteger y monitorear, hemos registrado un éxito de 70% de adultos reproductores, gracias a la regularización de vehículos motorizados en playas de anidación es con apoyo de Zofemat y el cierre de acceso a vehículos”, dijo.
Es importante, concluyó Vargas, hacer que estas especies evolucionen y sobrevivan en las playas de Ensenada, están en zonas muy específicas y pequeñas, hay que respetarlas y coexistir con ellas.
Durante la mesa también tuvo participación Graciela Tiburcio, de la Organización para la Sustentabilidad y Conservación del Medio Ambiente, A.C. en Los Cabos, Baja California Sur, quien dijo que el Gallito Marino es un ave considerada “paraguas”, ya que al protegerla se beneficia al ecosistema y la calidad de vida humana.