Ensenada, B.C.- Viernes 7 de agosto de 2020.- El presidente Armando Ayala Robles reiteró su respaldo a las indicaciones de las secretarías de Salud estatal y federal para mantener los protocolos contra el COVID-19, a fin de continuar con la reapertura gradual para la reactivación económica del Valle de Guadalupe.

El primer edil lo afirmó durante una reunión sobre el programa “Destino Seguro”, impulsado por el XXIII Ayuntamiento, con emprendedores del Valle de Guadalupe, así como autoridades de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris).

Ayala Robles enfatizó que brindarán toda la confianza a los empresarios para reactivar la economía, pero si revisarán y atenderán las quejas en caso de que alguno uno incurra en una irresponsabilidad, organice un evento masivo, con música a todo volumen, fuera de los horarios y sin cumplir protocolos.

“Estamos en apoyo total al Gobierno del Estado y Federación en decisiones que estén tomando y asumimos nuestra responsabilidad como gobierno municipal de vigilar que se esté llevando a cabo la correcta operación de los eventos y la aplicación de protocolos”, apuntó.

Sin embargo, remarcó que “no tendremos consideraciones si se pone en riesgo la salud de los ciudadanos. Eso que quede claro”.

Ayala Robles recordó que la economía es importante para que no cierren en forma definitiva los hoteles, restaurantes y demás negocios, además de evitar la repercusión en los ingresos del gobierno para continuar prestando los servicios básicos.

Agregó que la Dirección de Comercio, Alcoholes y Espectáculos Públicos ha suspendido establecimientos hasta que cumplan con lo establecido en el reglamento.

También que se ha promovido los paquetes de inversión realizados por el Ayuntamiento, y las gestiones ante Estado y Federación para que continúen las obras, además de brindar facilidades en la inversión privada para que tengan más oportunidades en el Municipio.

Marco Antonio Estudillo Bernal, representante de la asociación civil de Emprendedores del Valle, refirió que este año se han interesado en la vida de las delegaciones, imagen de la zona, y ser solidarios con las tareas de seguridad pública, bacheo y luminarias.

Agregó que actualmente cuentan con una membresía de 120 empresas que integra restaurantes, hoteles, vinícolas y comerciantes locales, muchos de los cuales han pasado meses difíciles debido a la pandemia por el COVID-19.

Estudillo Bernal enfatizó en la necesidad de reactivación y estableció que, de manera responsable, lo harán en la proporción que indiquen las autoridades, además de que invertirán en caretas, limpieza, tomas de agua, gel antibacterial, filtros de seguridad, promoción del consumo cuidadoso de bebidas embriagantes y distancia segura entre mesas.

“Estamos desesperados por trabajar, demostrar que podemos cuidar protocolos y darle sueldos a muchísimas que dependen. Pedimos su apoyo, compresión y solidaridad”, expresó el representante.

A la reunión acudieron José Ángel León Zumarán, director de Comercio, Alcoholes y Espectáculos Públicos; Brenda Mendoza, directora de Desarrollo Económico del XXIII Ayuntamiento; David Gutiérrez Inzunza, titular de la Coepris en Baja California; secretario general de la Canirac, Miguel Ángel Badiola Montaño; Enrique Rivera, de la Comisión de Normatividad de los Emprendedores del Valle; y las empresarias y empresarios Mirna Liceaga, Víctor Carrillo, Lorena Cárdenas, Lupita Cordero y Roberto Gastélum.