Ensenada, B.C.-11 de julio del 2020.-  Como parte de las actividades realizadas para el fortalecimiento de la lectura en el municipio de Ensenada, 35 bibliotecarias recibieron el curso “Mis Vacaciones en la Biblioteca 2020”, con el cual adquieren herramientas diversas para fomentar este hábito en la población infantil y juvenil de la localidad.

 

Mis Vacaciones en la Biblioteca, es un curso impartido por la federación en todas las bibliotecas del país a través de la Secretaría de Cultura, la participación municipal se realiza con personal y recursos materiales para tomar el taller.

 

Alfredo Cañas Mendoza, director del Instituto Municipal de Cultura y Desarrollo Humano (Imcudhe) indicó que el interés del alcalde, Armando Ayala Robles  es que las bibliotecas sean verdaderos centros culturales que fomenten el interés por la investigación y el aprendizaje, con herramientas novedosas para los usuarios, especialmente en las localidades alejadas del municipio, dónde las bibliotecas municipales son el único lugar donde los usuarios pueden acceder a computadoras con acceso a Internet de forma gratuita para actividades de consulta.

 

Agradeció la participación y buena disposición del personal bibliotecario, en su mayoría sindicalizado por contribuir a una mejor atención en sus centros de trabajo.

 

Señaló que, de las 35 bibliotecarias beneficiadas con el taller, 10 lo tomaron de forma presencial y 25 en línea, incluyendo Bahía de los Ángeles e Isla de Cedros donde la mayoría de las actividades se impartieron vía telefónica al personal.

 

En la ceremonia de entrega de constancias se contó con la presencia de las regidoras Carmen Salazar y Marisol Sánchez, con quienes existe el compromiso de apoyar con material para el remozamiento de algunas bibliotecas municipales.

 

El programa Mis Vacaciones en la Biblioteca estaba programado para iniciar en el mes de septiembre, pero derivado de la pandemia por COVID-19, se extendió el plazo; desde que el semáforo de riesgo lo permita y hasta el mes de diciembre; plazo en el que los niños y jóvenes que así lo dispongan, podrán acudir a las Bibliotecas Municipales a aprender sobre literatura de una forma lúdica y divertida.