Ensenada, B.C.- Jueves 2 de julio de 2020.- A pesar del aumento en casos de COVID-19 en el Municipio, el XXIII Ayuntamiento evitará ser coercitivo para obligar a los ciudadanos a respetar los protocolos de higiene, pues se apela a una responsabilidad compartida con la población, señaló el presidente Armando Ayala Robles.

El primer edil lo expresó durante la sesión de la Comisión COVID-19, a la que asistieron representantes de los sectores de salud y empresarial, así como de diversas dependencias de los tres órdenes de gobierno.

“Es redoblar esfuerzos, hacer conciencia. Nunca seremos coercitivos: siempre es todo con comunicación, son exhortos y acciones en una responsabilidad compartida entre sociedad y gobierno”, expresó Ayala Robles.

Enfatizó en que es necesaria la prevención para poder entrar seguros a la Nueva Normalidad, en la que serán aplicadas distintas acciones en cuanto a los protocolos en el transporte público, las autorizaciones para que abran establecimientos y empresas, además de constantes revisiones mediante la Unidad Municipal de Protección Civil.

Esto, para asegurarse de que en los establecimientos sean cumplidos los protocolos de sanitización y tengan un aforo reducido, además de que proseguirán los filtros ubicados en El Sauzal, El Tigre y el Valle de Guadalupe.

Óscar Pérez Rico, secretario de Salud de Baja California, expuso las cifras hasta el momento en cuanto a casos de coronavirus a nivel mundial, nacional y local, con énfasis en los casos activos que continúan generando contagios en las ciudades.

En el caso de Ensenada, destacó que actualmente hay 25 casos de pacientes entubados en el Hospital General, por lo que pidió a la población que sigan respetando las medidas de portar cubrebocas, interactuar mediante una distancia sana y lavarse las manos con agua y jabón, además de que en lo posible la gente evite salir de sus casas.

Carlos Ibarra Aguiar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE) solicitó en su participación que el gobierno municipal revise el comercio informal, no en el sentido de cerrar negocios, sino de que los encargados cumplan con las medidas sanitarias.

Lo anterior en contraste con el esfuerzo que hacen los restauranteros por aplicar protocolos y mantener aforos mínimos, en contraste con las taquerías y puestos a pie calle, donde muchas veces generan aglomeraciones y no enfatizan en la opción de comprar para llevar.

A la sesión acudieron Norma Elvia Martínez Santos, coordinadora general de Gabinete; José Rubén Best Velasco, secretario general del Ayuntamiento; Ángel Iván Alvarado López, jefe de la Jurisdicción Sanitaria de Ensenada; Johann Galván de la Fuente, director del Hospital General de Ensenada; Adrián Ortiz Ortiz, titular de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPMS); Víctor Celis, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles; y José Ángel León Zumarán, director de Comercio, Alcoholes y Espectáculos Públicos.

También Miguel Ángel Zamarripa, encargado de la Zona Ensenada de la Dirección General de Seguridad en Carreteras e Instalaciones; Julio Obregón Angulo, titular de la Unidad Municipal de Protección Civil; Rafael Echegollen Cruz, director del Instituto de Movilidad Sustentable de Baja California; y Brenda Mendoza Kawanishi, directora de Desarrollo Económico Municipal.