Ensenada B.C.- Jueves 2 de julio de 2020.- Pese a los esfuerzos institucionales que se realizan para la contención de la contingencia COVID-19, la Secretaría de Salud del Estado confirmó 65 casos nuevos entre Ensenada y el Valle de San Quintín, con los que suman 956 casos positivos acumulados.

 

El presidente municipal, Armando Ayala Robles lamentó que después de tres días de haberse mantenido los casos activos a la baja en la zona urbana -116 el miércoles-, éste jueves se reportaron 48 casos más, es decir, subieron a 164.

 

Expuso que también se registraron tres nuevas defunciones con las que suman un total de 100, de las que 93 se suscitaron en la ciudad y siete en la región sur.

 

Ayala Robles resaltó que derivado de que la curva de contagio continúa a la alza, en la última sesión de Cabildo se decidió endurecer las restricciones sanitarias para concienciar a la población de la importancia de que coadyuve con la autoridad y únicamente salga de su hogar a realizar actividades esenciales.

 

“A partir de la fecha la venta de bebidas con graduación alcohólica está restringida hasta las 21:00 horas, quienes violen dicha medida serán sancionados por las dependencias involucradas en el tema”, apuntó.

 

Precisó que la finalidad de este tipo de medidas es reducir las largas filas que se registran en diferentes horas del día, así como reducir la movilidad de personas durante el horario restringido que comprende de las 21:00 a las 6:00 horas.

 

“Estamos conscientes de que habrá quienes harán fiestas y de que la fuerza policial no se puede enfocar únicamente en suspender eventos; pero éste es un exhorto para que la población se abstenga de incurrir en desacato, no habrá tolerancia con quienes pongan en riesgo la salud de la comunidad”, afirmó.

 

El primer edil manifestó que derivado del aumento de casos y sumado a que éste fin de semana será de asueto con motivo de la conmemoración del Día de la Independencia en Estados Unidos, se ha dispuesto de un operativo de seguridad que incluirá la instalación de tres filtros de acceso al municipio.

 

Puntualizó que aunque no se puede prohibir el libre tránsito, en los filtros ubicados en las delegaciones: El Sauzal de Rodríguez, Francisco Zarco y entronque El Tigre en la zona de El Porvenir, se verificará que quienes crucen no presenten signos y síntomas asociados al coronavirus.

 

“No sólo se reforzará la difusión de las recomendaciones sanitarias, también se canalizará de manera inmediata a valoración médica especializada a quienes resulten con sospecha de éste padecimiento”, recalcó.

 

Casinos y espacios públicos continuarán cerrados

El presidente Armando Ayala indicó que resultado de una reunión que sostuvo ésta mañana con representantes de casinos en el municipio, se acordó que estos permanecerán cerrados hasta que existan las condiciones para su reapertura.

 

“Nos preocupaba mucho el tema de los casinos, muchas personas nos manifestaron su inconformidad por la reapertura de los mismos, porque estos suelen operan en espacios confinados que no propician la sana distancia y son visitados por personas que forman parte de los grupos de riesgo”, aseveró.

 

Recordó que también están cerrados balnearios, parques y centros de convivencia privados; así como playas, plazas y parques públicos tanto de la zona urbana como de las 22 delegaciones.

 

“Los restaurantes deberán cumplir con las disposiciones oficiales, que incluyen aforo al 30 por ciento de su capacidad, filtro en área de ingreso con los insumos requeridos para la desinfección de manos y toma de temperatura, así como el cierre a la hora estipulada”, subrayó.

 

Armando Ayala reiteró el llamado a la consciencia y responsabilidad de la población, pues -enfatizó- sin su participación los casos continuarán a la alza, la reactivación económica se retrasará aún más y generará severas afectaciones no sólo en materia de salud, sino en el bolsillo de las familias ensenadenses.