Ensenada, B.C.- Miércoles 17 de junio de 2020.- Menús desechables o revisados mediante código QR, uso de tapetes sanitizantes, toma de temperatura, separación con mamparas de plástico y ventilación natural constante, son algunos de los protocolos que los restauranteros de Ensenada deberán aplicar con motivo de la Nueva Normalidad, informó el presidente Armando Ayala Robles.

El primer edil destacó estas medidas luego de un recorrido por tres negocios para revisar las prácticas sanitarias para mitigar el avance del COVID-19, en esta fase de reactivación económica para el municipio, mismo que aún se encuentra en color Rojo, de acuerdo al Semáforo Epidemiológico de Baja California.

“El sector restaurantero está siendo muy responsable en la operación de sus negocios. Es una forma de no dejar morir la economía , de que las empresas no cierren definitivamente sus puertas, ya que cada mes les cuesta la renta, el seguro social, sueldos, salarios, impuestos y muchos de ellos ya estaban al límite: abrían o cerraban sus puertas”, dijo el alcalde.

Ayala Robles refirió que este sector envió solicitudes al XXIII Ayuntamiento, mismas que fueron canalizadas a Tijuana para la autorización de las secretarías de Salud y Economía, al igual que al gobernador Jaime Bonilla Valdez.

“Son establecimientos que ya cuentan con un protocolo, que están recibiendo a sus comensales con un aforo reducido del 30 %. Como autoridad municipal vamos a estar apoyando estas decisiones, pero también muy al pendiente de inspeccionar que todos los negocios autorizados en una previa apertura, tengan su protocolo que indica la Secretaría de Salud”, enfatizó.

Se está a favor de la reactivación económica y que comiencen de a poco este tipo de negocios en la localidad, prosiguió el alcalde, debido a que Ensenada aún mantiene a la alza los contagios por coronavirus.

Miguel Ángel Badiola Montaño, secretario general a nivel nacional de Canirac, señaló que la intención es que la autoridad constate el cumplimiento de este nuevo protocolo sanidad, debido a que es importante reactivar el sector económico, al igual que mantener los comensales a salvo.

David Ignacio Gutiérrez Inzunza, titular de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) de Baja California, explicó que la intención es orientar los establecimientos de acuerdo a los protocolos de buenas prácticas.

El presidente de la Canirac de Ensenada, Iván Nolasco Cruz, enfatizó que la semana pasada realizaron un curso donde participaron más de 100 restauranteros, quienes se enteraron de las medidas sanitarias a las que ahora estarán sujetos, con el fin de lograr la reapertura.

Negocios responsables

Iván Barbosa, propietario de Las Cazuelas, refirió que ellos, como protección adicional, instalaron mamparas de plástico entre las mesas, además de que tendrán ventanas y puertas abiertas para favorecer la ventilación natural, para su inicio con un aforo del 30 %.

Agregó que lo máximo que pueden recibir es un grupo de 10 comensales, quienes serán distribuidos en mesas con énfasis en la sana distancia; también cuidarán la ventilación y ocupación en las áreas más privadas, según mostró durante la visita.

Xóchitl Osuna, administradora del Restaurante Victor’s que tendrá un aforo inicial del 30 %, detalló que capacitaron al personal de su establecimiento con el fin de que, tanto ellos como los clientes, estén en condiciones seguras.

Los protocolos incluyen limpieza de la suela de los zapatos; aplicación de gel antibacterial o lavado de manos; toma de temperatura; flujo constante de aire mediante ventiladores y puertas abiertas, así como uso obligatorio de cubreboca para ingresar al establecimiento.

Explicó que los comensales podrán tener acceso al menú mediante un código QR, para revisarlo desde sus celulares, o solicitar un menú desechable; también descartaron el uso de manteles en mesas y decoraciones, además de que ahora serán entregados los frascos de azúcar o crema hasta que los clientes los pidan, con el fin de mantener un control en la desinfección del mobiliario.

En el caso de los cubiertos, estarán dentro de bolsas de plástico y acompañados de una servilleta; todo será individualizado para evitar contactos, y se llevará una bitácora diaria de limpieza, así como toma de temperatura de los empleados al momento de ingreso o salida.

Si alguno se siente mal, deberá evitar presentarse al trabajo y se le respetará su salario.

E Iván Nolasco Cruz, también propietario de Burgers & Ribs, resaltó que cuentan con tres tapetes sanitizantes para el acceso; en su caso, informan a los clientes, mediante instructivos visibles, del protocolo de entrada al lugar.

Esto incluye las medidas referidas con anterioridad, además de que por salud eviten tocarse ojos, nariz y boca, además de respetar la separación de mesas del lugar; del mobiliario, todas las superficies serán limpiadas constantemente y el personal deberá usar siempre mascarillas.

“Como Canirac pedimos respetar siempre los cupos, para que podamos ir avanzando. En la cocina, el chef siempre está capacitándose. Tenemos una serie de bitácoras donde señalamos la limpieza y temperatura de todos los trabajadores por semana. Si aplican más de 37 de temperatura, los regresamos e igual aplica para los comensales”, afirmó Nolasco Cruz.