Ensenada B.C.- Viernes 12 de junio de 2020.- El presidente municipal, Armando Ayala Robles reiteró el llamado a la población para que continúe acatando las disposiciones sanitarias por la contingencia COVID-19, pues ésta permanece en fase 3 -semáforo rojo- y la principal recomendación es quedarse en casa.

Indicó que ni el fin de semana, ni el buen clima, ni el aburrimiento, deben ser motivo para que las personas salgan sin causa justificada de sus hogares, que organicen fiestas o incumplan con la sana distancia, pues los casos positivos, sospechosos y defunciones por coronavirus siguen a la alza.

Ayala Robles expuso que con base en la actualización de la Secretaría de Salud, en las últimas 24 horas se confirmaron ocho casos nuevos de coronavirus en la zona urbana, con lo que suman 430 casos -367 en la ciudad y 63 en la zona sur-.

“Se reportan 79 casos sospechosos -67 en Ensenada y 12 en la región sur-; mientras que se registró una nueva defunción en la ciudad con la que suman 61 -57 en la zona urbana y cuatro en el Valle de San Quintín-”, apuntó.

Destacó que pese a los esfuerzos institucionales y la difusión permanente que con apoyo de los medios de comunicación se realiza de las medidas preventivas, sigue registrándose nutrida afluencia vehicular y largas filas en diversos establecimientos comerciales.

“Estamos conscientes de que la situación no es, ni ha sido fácil, pero el esfuerzo que como comunidad realicemos se reflejará en que podamos retomar gradual, ordena y responsablemente nuestras actividades”, afirmó.

El primer edil instó a la comunidad a evitar ser amonestada o detenida por desacato, pues la Dirección de Seguridad Pública Municipal continúa con la vigilancia del horario restringido de las 21:00 a las 6:00 horas; así como con los filtros sanitarios y éste fin de semana con los filtros aleatorios con alcoholímetro.

“Las disposiciones emitidas por la Secretaría de Salud como la observancia a la normatividad vigente tienen como finalidad salvaguardar la integridad de la población, no queremos que las familias terminen su fin de semana en hospitales, funerarias o panteones”, concluyó.