Ensenada, B.C.- Jueves 28 de mayo de 2020.- Mediante entrega de apoyos alimentarios o brindando mantenimiento a servicios básicos, el XXIII Ayuntamiento continúa realizando acciones a favor de las familias ubicadas en el sur profundo, quienes han visto mermados sus recursos económicos debido a las medidas implementadas para mitigar el avance del COVID-19.

Georgina Arvizu Gaytán, directora de Desarrollo Regional y Delegaciones, en representación del presidente Armando Ayala Robles, informó que en estas jornadas respetan las medidas sugeridas por la Secretaría de Salud, con el fin de evitar contagios y la propagación del coronavirus.

La funcionaria resaltó que, pese a la lejanía, llevan las despensas a las personas que no pueden abandonar sus hogares debido a la cuarentena.

De esta forma, en Bahía de los Ángeles, Punta Prieta y Villa de Jesús María entregaron  apoyos alimentarios, mientras que en Puertecitos abastecieron a toda la comunidad mediante una pipa de agua potable.

En la Delegación de Isla de Cedros, se llevó a cabo la rehabilitación y mantenimiento de espacios públicos de la comunidad, actividades que se realizaron con apoyo del personal de Servicios Públicos.

En cuanto a El Porvenir, en la colonia Tierra Santa, entregaron 100 despensas recorriendo casa por casa, mientras que en la comunidad de San Antonio Necua, lo mismo realizaron trabajadores del gobierno estatal.

Sobre Santo Tomás, mencionó que se bachearon la avenida principal del Ejido Uruapan y entregaron  despensas a esa comunidad, además de que rehabilitaron 25 kilómetros de terracería.

En el caso de Eréndira, los residentes también recibieron los apoyos respectivos.

Para San Antonio de las Minas, personal de la Delegación inició la rehabilitación y mantenimiento del puente de la avenida principal de esa comunidad.

De las acciones enfocadas a Maneadero, fue la recolección de basura en el Cañón Buena Vista y el poblado central, levantando 12 toneladas de basura; además, en el Cañón Buena Vista entregaron  despensas.

Los residentes de Real del Castillo recibieron  despensas llevadas casa por casa, mientras que en Punta Colonet fueron raspadas las vialidades Bajamar, Palmeras, Gardenia, Dalia, Margarita y Azucena, con un total de 10 mil 200 metros cuadrados.