Ensenada, B.C.- Lunes 20 de abril de 2020.- Para restringir el acceso al municipio de Ensenada con el fin de disminuir el riesgo de contagios por COVID-19, se ponderó entre el derecho al libre tránsito y el derecho a la salud, en el que prevaleció el segundo porque concierne a todos los ciudadanos.

Federico Luna Serrano, director de Asuntos Jurídicos del XXIII Ayuntamiento, lo explicó durante el programa “Presidente en Línea”, encabezado por el alcalde Armando Ayala Robles.

Esto, en torno a la reciente medida que entró en vigor a partir de las 00:00 horas de este lunes 20 de abril, con motivo de la “Declaratoria del Acuerdo por el que se establecen los lineamientos a que quedará sujeto el Control Sanitario en Materia de Seguridad y Salubridad Municipal”.

Ayala Robles resaltó el trabajo del Departamento Jurídico para respaldar la decisión, además de la firma de las diferentes autoridades en torno al acuerdo citado, como la Jurisdicción Sanitaria de Ensenada y el Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE).

“Antes que nada, salvaguardar la salud de nuestra comunidad manejando medidas de prevención en todos los aspectos, mismas que hemos puesto en marcha desde hace algunas semanas”, dijo el presidente, en torno a los filtros y al horario restrictivo.

El abogado, por su parte, diferenció que el libre tránsito es un derecho para un particular que desea entrar a la ciudad, mientras que la cuestión de salud es un derecho público que concierne a todos.

“Si valoramos estas dos situaciones, prevalece el interés público”, enfatizó Luna Serrano, además de que también tomaron en cuenta las consecuencias jurídicas.

Agregó que bajo esta premisa optaron por proteger a todos los ciudadanos de Ensenada y, por ende, a los de otros municipios, para evitar posibles contagios.

Sobre las facultades del presidente municipal, el director de Asuntos Jurídicos refirió el Artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuya fracción Tercera –luego de la reforma de junio de 2011- establece que todas las autoridades, desde el ámbito de su competencia, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos fundamentales.

“El derecho a la salud es un derecho fundamental, que el presidente municipal tiene la obligación de velar”, enfatizó.

Luna Serrano aclaró que no se prohíbe el libre tránsito, sino que es  una restricción a situaciones especiales.

“Lo más importante aquí es que se está cuidando la salud de todo el Municipio, pues al final, al no haber movilización, se evitan los contagios. Sabemos que esto puede crear controversia, pero si con esta situación podemos salvar una sola vida, creo que valió la pena”, concluyó el abogado.