Ensenada, B.C.- Viernes 20 de marzo de 2020.- En seguimiento a las medidas de higiene frente al avance del COVID-19, o coronavirus, el presidente Armando Ayala Robles encabezó un operativo preventivo en unidades de transporte público del puerto de Ensenada.

El primer edil supervisó la limpieza de los microbuses que tienen base en el crucero de la avenida Ruiz y Gastélum, luego de las recomendaciones emitidas por la Secretaría de Salud de Baja California.

Ayala Robles recordó que en el Municipio actualmente hay varios casos sospechosos de COVID-19, aunque de momento no hay alguno positivo, pero están al tanto de los estudios médicos a cargo de las instancias estatales y federales.

Al concluir el recorrido, el presidente exhortó a los transportistas a seguir las indicaciones respectivas, mientras que él estará atento a las mejoras en las vialidades.

Lo acompañaron Luis Felipe Chan Baltazar, titular de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM); Alejandro Moctezuma Arce, de la Unidad Municipal de Transporte (UMT), así como los concesionarios de los transportes Robo y Blanco, y Amarillo y Blanco.

Moctezuma Arce refirió que durante la mañana de este viernes difundieron el aviso a los concesionarios, sobre las indicaciones de evitar el sobrecupo (en lo posible no pasajeros parados) y limpiar con desinfectante los pasamanos, asientos, ventanas, volante, tableros y barras metálicas, además del respectivo lavado de manos.

También que los operadores enfermos serán enviados a descansar, además de enfatizarle a todo el personal que se laven las manos durante 20 segundos, así como procurar la ventilación adecuada.

Agregó que los recorridos tocarán a la UMT, misma que está a cargo de la DSPM.

El jefe de la corporación policial, durante su participación, señaló que es un servicio con mucha demanda diaria, aunque actualmente ha disminuido debido a que las escuelas están en receso.

Arturo Gutiérrez Guerra, concesionario del Transporte Rojo y Blanco, resaltó las indicaciones oportunas, y recomendó que utilicen cubrebocas los pasajeros que tengan alguna afección en las vías respiratorias, para evitar el contagio en los conductores y demás viajantes.

Joel Rivas Uriarte, de Transportes Amarillo y Blanco,  coincidió en que deben tomarse las medidas necesarias para evitar los contagios y que los pasajeros deben ser responsables al utilizar estos artículos.

Eduardo Espinoza, conductor de la unidad 169 de Transportes Rojo y Blanco, demostró cómo se limpian los micros tras una vuelta, es decir, alrededor de 1 hora de recorrido.

Como parte del recorrido, el presidente Armando Ayala Robles repartió entre los transeúntes gel, cubrebocas, trípticos informativos de medidas de prevención y barras de jabón.