Ensenada, B.C.- Jueves 19 de marzo de 2020.- El XXIII Ayuntamiento  y la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe) mantendrán una coordinación estrecha para implementar medidas y promover estrategias sanitarias ante el avance del COVID-19.

El presidente Armando Ayala Robles lo resaltó luego de una visita a Marcelino Márquez Wong, director de la paraestatal, en la que también dieron seguimiento a peticiones ciudadanas en torno al agua, recibidas por el Gobierno de Ensenada.

Las autoridades enfatizaron en que actualmente no hay tandeos, sino que es el mal estado de las redes de distribución, además de las afectaciones por la presión con la que es enviada el agua.

“Es reiterar que en el caso de la contigencia que estamos atravesando, me han estado expresando la preocupación de varias colonias. Por algún motivo, los usuarios no se enteran de que hay una reparación y en las visitas que hacemos me manifiestan la solicitud de que pueda ser un interlocutor ante el director de Cespe. Mi responsabilidad es tocar puertas y compartir buenas noticias de que se está trabajando y atendiendo”, expresó el alcalde.

Debido a que las instalaciones de la Cespe son continuamente vandalizadas, Ayala Robles ofreció un enlace al Centro de Operaciones Policiales (COP), mediante el programa de videovigilancia para brindar más seguridad al equipo y que, de esta forma, no sea afectado el servicio del agua.

El director de la comisión, por su parte, refirió que han hecho limpieza en sus pozos y que cuentan con cinco pipas, en caso de alguna emergencia que externe la ciudadanía en colonias donde sea complicado llevar el líquido.

“Nos están pidiendo que el lavado de las manos sea durante 20 segundos y la única forma es llevándoles el agua. Sé que con tu apoyo y la excelente coordinación que tenemos con el gobierno federal vamos a salir delante de este problema. Juntos lo vamos a lograr”, dijo Márquez Wong, además de referir que han tomado medidas dentro de las oficinas, al enviar a sus casas a embarazadas, diabéticos y personas de 60 años y más.

El funcionario estatal agregó que han controlado fugas recientes, por lo que esperan tranquilidad y seguridad en el suministro.

A la reunión también acudió Jaime Figueroa Tentori, director de Infraestructura, quien refirió que actualmente cuentan con un paquete de 47 obras, por un monto de 53 millones de pesos, que incluyen drenaje y redes de agua potable, así como equipamiento de pozos, que mejorarán la calidad de vida de los ciudadanos.