Ensenada, B.C.-Viernes 28 de febrero de 2020.-Con la participación de representantes de las fuerzas armadas, funcionarios municipales y estatales, se conmemoró el 495 aniversario del fallecimiento de Cuauhtémoc, el último emperador azteca, en una ceremonia cívica que tuvo lugar al pie de su busto ubicado en la Plaza Cívica de la Patria.

El orador oficial del evento, el profesor Rael Salvador Vargas Sánchez, dijo que no sólo se nace en el vientre de la madre sino también cada vez que se toma conciencia.

“Y un día como hoy, esa conciencia aparece a modo de recuerdo histórico”, expresó.

El último emperador azteca nació alrededor de 1502.

De acuerdo a los historiadores, en 1520, a los 18 años, asumió el poder sucediendo a Cuitláhuac, sobrino del emperador Moctezuma II.

Al caer la gran Tenochtitlan, el guerrero azteca fue capturado junto con su familia y algunos nobles, para luego ser entregado a Hernán Cortés.

El caudillo azteca pidió ser asesinado por el español dado que había fracasado en proteger a su pueblo, pero el tesorero real le quemó los pies para que entregara un tesoro escondido.

Ante la negativa del Rey Azteca, consigna la historia que Tetlepanquétzal pidió a Cuauhtémoc que les diera lo que querían para detener la tortura que les infligían, por lo que el soberano en desgracia respondió:

“¿Creé usted que estoy en un deleite?”, expresión de la que surgen frases como, ”Creé usted que estoy en un lecho de rosas?”, conforme a los datos históricos.

Finalmente, el invasor español ordenó la ejecución del monarca un 28 de febrero de 1525.

A la ceremonia acudieron la jefa del Departamento de Educación, Raquel Manríquez Peña; el secretario general del Ayuntamiento, Rubén Best; el Comandante de la Base Aérea, Lázaro Garduño Estévez; y representantes de la Guarnición Militar, de la Segunda Región Naval y del Gobierno del Estado, quienes al final montaron una guardia de honor y depositaron una ofrenda al pie del busto del héroe azteca.